Festival de Besitos

2 years ago  •  By  •  0 Comments

"Why do you talk, Why do you waste Time. Saying the same old thing, it should be a crime. You never listen, instead you stammer as though you're interesting and full of glamour" LOU REED (Why do You Talk - Perfect Night Live in London - 1996)

Hablemos claro a solas por una buena vez. Que sea mejor una tan sólo por estar solo ahora mismo….Me subo con riendas a los Cadillacs, sintonizo Música celestial que se funde y lentamente derrite abriendo en flor:

Hace mucho, mucho tiempo, un gran amigo me llamó pidiendo ayuda en urgente mente: tenía una idea. Me necesitaba y él mismo me ayudó tanto que tuve que sujetar mi cabeza con el teléfono mientras mi ensalada doblegándose escurría entre mis manos. Bueno, se llama igual que él y ese es su extraño privilegio causal. Picar piedra y tallar una menos. Nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca me dejes ir. Sigue contando conmigo. Amor químico. Pero dame mi dinero, quiero monetizar hasta que caiga el sol. Y levantarme por mí mismo buscando algo extinguido para siempre. Hay tanta gente sola que no me extraña. Yo tampoco a ellos, el equivocado puedo ser ídem. No me importa, están muertos. Hay cosas que nunca cambian.

Esa idea tiene un nombre. Esa idea está muy clara porque se gestó a base de luz en plena noche. La Salvación. Esa idea es ésta. Un reflejo tan extinto del original que te preguntarás quien era el original. Algunas personas se arrastran para asustar al amor espiritual. Volvió el señor mayor, me está sujetando el hombro. Te observa en silencio. Si hace tiempo, un par de meses ya, te invitaba a ver el Futuro sin posible regresión desde el Pasado…ahora quiero presentarte el presente. Te presento todo lo que tenemos. De momento lo único tangible, pero se viene más. Seguro no es. El tiempo estaba malo dijiste disparándotela en la cabeza ¿Hacemos una carrera despojada hasta el faro azul? El tango que bailamos mientras hacemos planes. “Bailar en la cornisa me hizo así”, yo ya no tengo miedo de morir. Tangueante este mismo que te digo y va buscando un cuerpo para poder descansar. Desde el alma estoy cansado y tengo sed, ese día llegó. Descargando la pesadumbre a ambos lados de la balanza. Sí, parece que no existe pero resulta que sí. Ganarnos una barra de pan día a día, amasada con sudor y sangre. La grima es regodearse en la ignorancia hasta explotar con mínima chocolatina. Leche, Agua, Miel y Vino. ¿Vino de la Casa? No, vengo del psicólogo.. justamente le estaba comentando esto mismo ¿Vio o Volvió? Nadie lo atisbó jamás, peor para ellos.

Hay personas que se esconden en sus traumas y se quedan ahí: la mayoría. A todas ellas sin excepción está dirigido este Mensaje. De cada uno depende cada paso que das. Quizás no lo veas tan claro pero si prestas un mínimo de atención la cosa se ilumina hasta lo más hermoso. Un festival de besitos y caemos en los raíles. La felicidad no existe en soledad, te lo dijo aleatoriamente. Buscamos eso, la claridad entre lo oscuro. Hasta el anochecer puedo gatear siguiendo la luna. A base de besos te ablando lo más secreto para que me lo cuentes. No tenía que ser solo, debí haber sido yo también. Así apareció escrito, así fue como lo leímos: ASI es Ahora. Te picó el Camaleón en pleno colapso nerviosísmico. “Dime que pensaste ayer, dime que piensas hoy. Lo que piensas hoy será tu mañana y Mañana es ahora”. Ahora mismo cuando lees esto mismo, tal cual. No te distraigas porque era tan paupérrima mi situación que no podía prestarte ni mi atención. A todos nos pasa un poco lo mismo, se puede salir por esta puerta. Ahora pretendes ganar la partida. Superando insultos, malentendidos, injusticias y pepinos amargos lanzados a cañonazos atascados. No digas que no somos tan distintos. 1989.

Me gusta hablar claro sin tapujos porque hay personas que no entienden ni su propia ironía. Yo aprendí la lección hace años a base de golpes muy duros. La clave no está en pensar y pensar sin más sino en no pensar mal. Si lo haces, que Nadie es Perfecto, es de sabios corregirse. Te presto el tippex. Pensar bien o no pensar mal, yo pienso que sí: luego ya existo. No pude escapar de mi propia trampa porque esa es mi manera de ser. No tenía que ser él, debiste hasta el final o a ver sido yo.

Resultados, Experiencias. Un trío inexperado. El psicópata que nos vigila en la cola del supermercado mientras compramos litros y litros de alcohol corriendo en la vereda. Su sonrisa nos delata. Nos conocemos de algo….pero ¿Cómo? Me dicen artista. Pero como comida. No entiendo nada, pensaste que un genio se retroalimentaba. Igual que un albañil abriendo la latita malabares del acero inapreciable. Tras la patente de la vida misma, no supiste ver a través de tu hígado y pulmón. El peligro en cada esquina, yo veo amor. La señora me sonríe, soy un fantasma. Uno de tantos, alma en pena descargada calibre 38. 1977, 1987, 2007, 2017. Cualquiera diría que 40 años servirían para algo pero todos recordamos que 20 años no son nada en este mundo sin fin. Dos finales, tres personas, una cola infinita en el tiempo. El 22 de Marzo de 2002. 22, el Loco que nos mira sonriendo resulta que nos da la cuerda necesaria. De vos depende ahogarte o salir a nadar. Sujeta la presión que vienen curvas. Surfea al amanecer pero por favor no me lo expliques más. Amanece, los amigos del Pulpo bailan. Euros te parecía mucho y debías haber sido vos el que estaba en aquel auto. Yo en la alfombra volando a mi casa del infierno. Nos vemos aquí, allí nos encontramos. Simplemente deseo parar justamente hoy. Tu corbata me ahoga flourescente. Ese viaje me cambió la vida. Todo forma parte de Todo, rugía la marabunta. Algo me susurró que te olvidaste del Todo. La música es un mundo en sí misma, Señorito Duque. Ahi hay un ruido en la calle. Trae tu metralla expropiada. Tírate a un lado, estás muy quemado.

Minúsculo, chicos, como un demiurgo isósceles que rueda que te rueda. Un vórtice marxista trasladando la teoría del triángulo en el momento del impacto. Dejé el reloj de vigilante nocturno, por eso te traje otro: los sincronizamos. El otro, el reloj me mima. No te quiere bien, te miente: ya es tarde para rectificar. Mira la foto con un ojo cerrado, una línea se borró. Tus manos de tocar el piano no están mal. Torcidas. Un color a la izquierda, otro a la derecha. Bien o Mal. Centro derecha y todo cae, la mierda se desparramó. Yo te avisé: no gastes agua al tuntún. Tanto tiempo te esperé en la puerta del insecticida. Bajabas desde la autopista hasta el cielo gris. Ayer, Hoy y Siempre o tal vez no. Archívese.- La Vida me hizo así y no la ví más. La vida es dura y dura dura dura dura dura dura dura dura dura. Hacer y Hablar. Reír y Llorar. El Lobo vino albino el loco, quiso escupirte con sangre pero le salió otra cosa. Limpiate, toma cerdo. La Verdad es que no lo ví.  Todo depende de un cierto punto de vista. No te mintió, te ocultó la verdad. Ya vas a ver. La fina ropa blanca tendida en la delgada cruz señala los calzoncillos cagados. Cerca los agujereados taladreados a base de viento en popa toda vela será consumada en la leche de muerte. La soledad no mata, siempre te hablé de ella. Ahora ni estás para dedicarle un tema interminable. Tu lista de 11 llegaba hasta el fin en sí mismo pero si haces un poco de memoria…te hartaste bastante antes. Lo dijiste en el chat inequívoco y te excusaste con un me la suda. Muy bonito pero no era muy limpio eso es jugar sucio porque las reglas las pusiste unívoco en tu cortez the killer y los indios te seguimos hasta el Sol. Un buen día día de sol y otro más, pero sin descanso no hay dinero que valga. No compensa el jackpot de tu droga impecera. Seguimos aprobando tu desesperación pero no admitimos tus insultos ni vetos que te meto. Nunca más se llamaba el libro de la profesora de Segundo. La botaron los fascistas. No se supo más de ella y el libro que yo vi en mi propia casa era el mismo en que nadie más se fijó. Todos se acercaron hasta el borde del profundo mar verde. Luego el mar de agujeros que te guía hasta el abismo. Simplemente no hay fallos en mi educación, eso intento explicarte cada 15 días. No antes ni después porque la sociedad se carcajea. El tiempo pasa y un niño nace buscando asilo en tu corazón. Tienes un agujero del tamaño de un camión. Como que pasa.

Jon nunca fue a buscar su pierna. La enterraron, sus padres fueron. Si al menos no te hubieras ido de casa, no te hubieras ido lejos cada semana. A millas de casa, un millón de años luz que pasan. Deja que la luz te guíe, tendrás que amar hasta morir. Si no es de esta forma, siempre puedes volver pero tal vez yo no esté aquí. No hay más motivo para esto que te convido. Ya sabes, el teléfono. Te mueve el sillito. La marca de la casa. Pero ella, ella te tiene atado por los huevos y te arrastra. Si la cosa funciona. Aguante, Aguante, Aguante. Igual, pedimos perdón. Todos vamos a morir, no quiero deprimirte. No hay optimismo que valga, me trae lo mismo lo que pienses. Es evitable con levitar pero siempre que me caigo me levanto. Manco pero sin sano. Te da por culo, date la vuelta y tragarás tu propia medicina.

Una cuestión es saber si tienes principios al final. La siguiente era soportarte, no pudiste más con vos mismo. Lo leí cuando hablabas de mí solitario. Amor Pedante, huele mal. Ni te disculpes, no vas a cambiar en este galimatías trasnochado. No insistas, siempre te voy a cortar la pierna. La enterraremos en un lugar que sepa a gloria. Caído en el valle me llamarás, pedimos perdón. Es políticamente correcto, lo sabemos y lo hacemos. La corte te hizo lo propio de mangas enmascarando el fin. Tállate un poco pero no rompas los bloques. Queríamos cobrar por nuestro trabajo, no supiste más que decir. Tu pupila dilatada te delataba. No querías volver de tu error ni arrastrándote a volandas. Ni a volantazos porque el único carnet lo dejamos en el bolsillo del chaquetero. Yo no soy tu amigo. Porque te considero un hermano. Me llamaste para amenazarme y quien respiraba a mi lado tomó notas taquigráficamente transpirando el fin. Columnado algo torcido contenías los prejuicios pero los soltaste a las 13:14. Mi ropa se desintegró en un ataque químico que te dejó tirado respirando muerte. Mientras tanto, rodamos por el piso hasta el Amor en serio. Te comiste una mierda. En directo y diferido saltaste a la fama en la carrera de ratas blancas. Cada Fin en mi Principio. Siempre supe que existía el Fin.

Submit a Comment